Avellanas


Avellanas

En existencias

7,80 / kilogramo(s)
El precio incluye el IVA.

kg

El fruto seco de la avellana es un alimento tradicional con una relevancia nada desdeñable.

La avellana es uno de los frutos secos que pertenece a nuestra vida. Muchos pueden recordar momentos de recolección espontaneas estando en la naturaleza, ¡niños todavía están de leche! ¡Esperad hasta que llegue septiembre! La avellana es originaria de Asia Menor, y es introducido su cultivo en España en el S. XIX, convirtiéndose varios lugares en zonas donde las cuales dicho producto tiene su denominación de origen. Necesitan de un clima templado a la vez que húmedo para desarrollarse sin problemas. La frutería EL Vergel Cántabro dispone todo el año de avellanas con cascara natural.

Este fruto seco que puede ser para muchos niños como una golosina, un aperitivo o tentempié para los mayores, ofrece muchas más posibilidades culinarias. Va muy bien en ensaladas, salsas, verduras, en las sopas e incluso en arroces o guisos, como sin ninguna duda en múltiples postres y repostería. Las avellanas son uno de los frutos secos más ricos que conocemos y relativamente fácil de incorporar en todo tipo de comidas, ya sean dulces o saladas.

Algunas de las propiedades de la avellana, que la convierten en un gran fruto seco saludable, son las siguientes: las grasas mono insaturadas, principalmente ácido oleico, y poliinsaturadas, lo que da a la avellana un potencial efecto de protección cardiaca. Destaca por su contenido en vitamina E, magnesio, fibra, calcio, vitamina B, vitamina B6, vitamina B9, fósforo, hierro, zinc, hidratos de carbono y proteínas. Las avellanas no tienen colesterol. Su proteína vegetal es de muy buena calidad, contienen una elevada proporción de arginina, y aportan energía física al organismo y agilidad mental al cerebro. También dispone de potasio en cantidades relevantes, por lo que es ideal para controlar la hipertensión arterial.

Examine también estas categorías: Frutos secos, Fruta, El Vergel Cántabro