Nectarina blanca

4,80 / kilogramo(s)
El precio incluye el IVA.

kg

La Nectarina Blanca la gran sorpresa jugosa, de piel suave, que parece por dentro un melocotón y lo es.

La Nectarina o Briñon blanco, es una agradable fruta de verano, de acaricia suave que nadie repele y que sustituye muy bien al paraguayo. Una fruta con brillante piel de tono blanco con pinceladas de un granate ligero. Un aspecto llamativo, casi carnavalesco que lleva a encontrar ternura jugosa entre las manos y el paladar. Dulce su sabor, sin desdeñar su variada salpicadura de acidez. Parece un melocotón, un paraguayo, es una nectarina blanca.

La Nectarina blanca o Briñon blanco es una de esas frutas que nos proclama que estamos en verano o a punto de llegar a él. La frutería El Vergel Cántabro considera la nectarina blanca como una gran alternativa al paraguayo en la temporada veraniega.

La nectarina blanca se caracteriza básicamente en su aspecto visual o externo. La pigmentación de su piel es de brochazos de color rojo granate sobre un fondo blanquecino verdoso. La misma piel es lisa, reflectante a la luz, sin la pelusa que caracteriza la Nectarina. La pulpa es blanquecina, pero puede tener coloración roja pegada a la pepita, esta pepita se puede despegar con facilidad o no. El sabor puede ir de muy dulce con ligeros tonos ácidos a muy dulce con tonos agudos ácidos. La textura de la carne ligeramente fibrosa, bastante jugosa, no muy compacta y se disuelve con sencillez en la baca.

Muchas veces se polemiza si su nombre es también Briñon, o solo Nectarina, si briñón es solo un término local y exclusivo o ¿qué. Otra polémica podía ser el origen, en cuanto de que fruta había surgido. Al recoger información sobre la Nectarina permite contrastarla e ir aclarando aspectos.

La Nectarina, es una variedad de melocotón, casi la única diferencia entre ambas frutas es la piel, al ser distinto el gen encargado de desarrollar la piel aterciopelada que posee el melocotón. Como el propio melocotón es originaria de Asia, China.

En occidente se encuentran registros entorno al siglo XVII en Inglaterra y es donde aparece su nombre de “nectarina”. Este nombre procede de la palabra griega nektar, que significa la bebida de los dioses en la mitología greco latina.

Es en Francia, donde recibió el nombre de «bruñon», quizás por su expansión desde antiguo en la zona de Briñoles. En España son también conocidas las nectarinas desde épocas muy antiguas con los nombres de bruño y bruñero.

Hoy parece claro de donde proviene geográfica y botánicamente, descartando el popular origen del cruce entre ciruela o paraguayo y melocotón. La Nectarina desde hace ya varios miles de años que se tiene noticias, es el resultado de las mutaciones espontaneas, naturales, del melocotón. Por ello son genéticamente equivalentes.

La temporada de la nectarina comienza en el primaveral mes de mayo y se extiende a finales del mes de julio, entrado bien el verano. España produce nectarinas o briñones desde los tempranos en las provincias más al sur como Sevilla y Huelva, hasta terminar la campaña en Cataluña y Aragón.

 

CONSIDERACIONES GENERALES DEL MELOCOTON

El melocotón es una fruta del árbol de un mismo nombre. Este árbol es originario de China, Afganistán e Irán. Los romanos y los griegos lo trajeron de Persia y de ahí su nombre científico, Prunus Persica. El lenguaje popular conserva muchas derivaciones de ello; albérchigo, “el pérsico”, o fresquilla (por metátesis de “persquilla”), en Aragón presco o piesco.

El melocotón o también llamado durazno que deriva de la palabra latina “durun acinus”, que quiere decir; “el que tiene la piel dura” referido a la piel del fruto y de la pepita.

El melocotonero o duraznero se desarrolla preferentemente en zonas geográficas con condiciones de frío invernal. Sin embargo, en la actualidad se va desarrollando variedades de muy bajo requerimiento de frío.

El melocotón es uno de los frutos más importantes en el mundo por el volumen de su producción y por el alcance de su valor monetario. Por ello forma parte del grupo de frutas de mayor producción en todo el mundo junto a la manzana, los cítricos y los plátanos.

 

El melocotón o durazno se clasifica bajo tres criterios. Uno; los de carne pegada al hueso, aquí se incluyen la llamada pavía, y los de carne separada del hueso, llamados piescos o prescos. Segundo criterio, el color de la carne o pulpa; los de carne blanca, como es en este caso, llamados en muchos sitios frequillas o prequillas, en un principio fueron más dulces y con poca acidez, preferidos en China Y Japón. Los de carne amarilla, en u principio tenían una mezcla de acidez y dulzor, preferidos en Europa y Norteamérica. Tercer y último criterio de clasificación de las variedades de melocotón está en función de la manera de consumirlo; para mesa en fresco o envasado para la industria, normalmente en almíbar.

Dentro de la gran familia de los melocotones podemos encontrar; las llamadas Nectarinas y La Fresquillas, de una manera más lejana los paraguayos, todas las cuales tienen un apartado propio.

                                   

 

CUALIDADES SALUDABLES

Vamos a empezar este apartado con la sugerente consideración que tiene la cultura China al melocotón, para ellos es “el símbolo de inmortalidad”.

Los melocotones y la Nectarinas almacenan un ramillete de interesantes vitaminas a destacar la provitamina A, la vitamina C, E, B1, B2 y B6 a la cuales añadimos el betacaroteno que tiene, se convierte en una fuente importante de antioxidante. Un antioxidante que compensa los radicales libres que nos van envejeciendo, que facilitan la prevención del cáncer y refuerzan el sistema inmunitario.  Gracias al aporte de las vitaminas del tipo B, se hace más fácil la digestión de la comida y que no se haga pesada.

De los minerales podemos destacar; el potasio, el fosforo, calcio, magnesio, azufre, cloro, hierro, cobre y manganeso. Por ello es un buen fruto diurético por la acción del potasio. El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal. El melocotón es un reconstituyente que permite superar las anemias gracias a su hierro. El contenido de fosforo que dispone le hace un aliado de las células nerviosas, apoyando su protección.

La fibra de calidad que aporta, la mayoría soluble, ayuda a mantener bajos los niveles de colesterol y ejerce una colaboración laxante. Esta cantidad de fibra que aporta posibilita regular el tránsito intestinal y evitar así problemas de estreñimiento.

A modo de breve síntesis el melocotón y la nectarina es un buen colaborador para reducir el estrés, la anemia, para un correcto funcionamiento de huesos y dientes, para prevenir problemas cardiovasculares, degenerativos y reforzar el sistema inmunológico. También un reconocido aliado en las enfermedades agudas e infecciosas, en la tarea de reducir los niveles de colesterol en sangre y en prevenir las enfermedades renales.

Los melocotones o duraznos y nectarinas se convierten en una buena oportunidad de consumirlos por la mañana, en lugar del desayuno normal, facilitando regular las funciones intestinales y hepáticas. Así apoyar la alcalinización de la sangre.

Este    apartado de cualidades saludables, quiere ser meramente informativo, en EL VERGEL CANTABRO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de indisposición o malestar.

También recomendamos

Briñón rojo
4,25 / kg *
Paraguayo clásico
4,25 / kg *
*
Los precios incluyen el IVA.

Los clientes que han comprado este producto también han comprado

Plátano de Canarias
2,65 / kg *
Zanahoria
1,40 / kg *
*
Los precios incluyen el IVA.

Examine también estas categorías: El Vergel Cántabro, Verano con huesos, Fruta