Paraguayo clásico

4,25 / kilogramo(s)
El precio incluye el IVA.

kg

El paraguayo es la fruta que representa casi todas las cualidades del verano.

No es por casualidad que el paraguayo, el clásico de toda la vida, cada vez con color rojizo más extendido, se va convirtiendo en una de las frutas preferidas. Lleno de agua, con una capacidad grande de diluirse entre el paladar, dulce, fresco y fácil de saborear la vida que queremos. Solo su piel aterciopelada, cada vez más mitigada, rompe esos momentos de su degustación tan… ¡quiero otro!

El Paraguayo o Paraguaya es una fruta clásica en la frutería El vergel Cántabro. Llamamos paraguayo clásico básicamente al referirnos al paraguayo con piel aterciopelada. Sabiendo que la piel aterciopelada ha sido objeto de importantes esfuerzos para reducir esta sensación que desagrada a muchas personas. Hoy, las numerosas variedades nuevas lo han conseguido. Algunas como las variedades platerinas lo han eliminado directamente, estas tienen un apartado o entrada aparte. Vamos pues a referirnos al paraguayo clásico con piel ligeramente aterciopelada, con un color de la piel, en toda ella, cada vez más rojiza. Las variedades con color más blanco y verdosos se comercializan cada vez menos. También encontramos variedades que desprenden fácil la pepita y otras que no. No va ser este desprendimiento una característica sustancial para nosotros.

Lo realmente significativo del paraguayo es que pertenece a la “especie” o familia del melocotón, a todos los efectos botánicos es un melocotón, incluidas sus propiedades alimenticias y saludables.

Podemos decir que es un melocotón de forma aplastada, la cual viene de una mutación natural espontanea provocando cambios característicos en lo que fue un melocotón. Esa mutación parce que se originó en China y en el siglo XIX se introdujo en EE. UU donde se desarrolló su producción y expansión. El Paraguayo es aplastado, más pequeño que el melocotón, con la piel aterciopelada, muy jugoso, dulce y fresco, dependiendo de las diferentes variedades. La pulpa del paraguayo suele ser blanca, con o sin vetas verdosas o rojizas y también puede ser algunos de pulpa amarilla.

El cultivo del paraguayo se realiza principalmente en zonas templadas, con suelos y necesidades semejantes al melocotón y la nectarina.

El paraguayo es una rica y cada vez más apreciada fruta de verano. La cosecha de esta fruta comienza en el mes de mayo y cada vez se alarga, hasta llegar al mes de septiembre.

ALGUNAS CONSIDERACIONES DEL HERMANO MAYOR EL MELOCOTON

El melocotón es una fruta del árbol de un mismo nombre. Este árbol es originario de China, Afganistán e Irán. Los romanos y los griegos lo trajeron de Persia y de ahí su nombre científico, Prunus Persica. El lenguaje popular conserva muchas derivaciones de ello; albérchigo, “el pérsico”, o fresquilla (por metátesis de “persquilla”), en Aragón presco o piesco.

El melocotón o durazno y en gran medida los paraguayos, se clasifican bajo tres criterios. Uno; los de carne pegada al hueso, aquí se incluyen la llamada pavía, y los de carne separada del hueso, llamados piescos o prescos. Segundo criterio, el color de la carne o pulpa; los de carne blanca, llamados en muchos sitios frequillas o prequillas, en un principio fueron más dulces y con poca acidez, preferidos en China Y Japón. Los de carne amarilla, en u principio tenían una mezcla de acidez y dulzor, preferidos en Europa y Norteamérica. Tercer y último criterio de clasificación de las variedades de melocotón está en función de la manera de consumirlo; para mesa en fresco o envasado para la industria, normalmente en almíbar.

Dentro de la gran familia de los melocotones podemos encontrar; las llamadas Nectarinas y La Fresquillas, de una manera más lejana los Paraguayos, todas las cuales tienen un apartado propio.

                       

CUALIDADES SALUDABLES

Lo paraguayos prácticamente tienen los mimos valores nutricionales y saludables que el melocotón.

Vamos a empezar este apartado con la sugerente consideración que tiene la cultura China al melocotón, para ellos es el símbolo de inmortalidad.

Los melocotones y por tanto el paraguayo, almacenan un ramillete de interesantes vitaminas a destacar la provitamina A, la vitamina C, E, B1, B2 y B6 a la cuales añadimos el betacaroteno que tiene, se convierte en una fuente importante de antioxidante. Un antioxidante que compensa los radicales libres que nos van envejeciendo, que facilitan la prevención del cáncer y refuerzan el sistema inmunitario.  Gracias al aporte de las vitaminas del tipo B, se hace más fácil la digestión de la comida y que no se haga pesada.

De los minerales podemos destacar; el potasio, el fosforo, calcio, magnesio, azufre, cloro, hierro, cobre y manganeso. Por ello es un buen fruto diurético por la acción del potasio. El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal. El melocotón y el paraguayo es un reconstituyente que permite superar las anemias gracias a su hierro. El contenido de fosforo que dispone le hace un aliado de las células nerviosas, apoyando su protección.

La fibra de calidad que aporta, la mayoría soluble, ayuda a mantener bajos los niveles de colesterol y ejerce una colaboración laxante. Esta cantidad de fibra que aporta posibilita regular el tránsito intestinal y evitar así problemas de estreñimiento.

A modo de breve síntesis el melocotón y el paraguayo es un buen colaborador para reducir el estrés, la anemia, para un correcto funcionamiento de huesos y dientes, para prevenir problemas cardiovasculares, degenerativos y reforzar el sistema inmunológico. También un reconocido aliado en las enfermedades agudas e infecciosas, en la tarea de reducir los niveles de colesterol en sangre y en prevenir las enfermedades renales.

Los melocotones y los paraguayos se convierten en una buena oportunidad de consumirlos por la mañana, en lugar del desayuno normal, facilitando regular las funciones intestinales y hepáticas. Así apoyar la alcalinización de la sangre.

Este    apartado de cualidades saludables, quiere ser meramente informativo, en EL VERGEL CANTABRO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de indisposición o malestar.

                                    UNA FRUTA EN LA COCINA

Como fruta indiscutible, si no se tiene ninguna aprensión con la piel, una vez lavada muy bien, disfrutarla con ella y así recibir todo el chorro de sus cualidades. 

También recomendamos

Nectarina blanca
4,80 / kg *
Briñón rojo
4,25 / kg *
*
Los precios incluyen el IVA.

Los clientes que han comprado este producto también han comprado

Manzana Golden extra
3,50 / kg *
*
Los precios incluyen el IVA.

Examine también estas categorías: Verano con huesos, Fruta, El Vergel Cántabro