Melocotón amarillo clásico

4,80 / kilogramo(s)
El precio incluye el IVA.

kg

El melocotón amarillo clásico es la fruta del verano que busca cumplir todas las expectativas. 

Todo el verano parece atravesado por esta fruta y sus múltiples variedades. La “manzana de algodón” significa su nombre originario en latín. Cual terciopelo parece su piel que protege una carne tersa, jugosa, amarilla como si el sol criara polluelos, fácil de deshacer. De sabor muy dulce con una letanía acida que le aviva. Su olor, cuando en el trajín de acercarse a nosotros lo conserva, nos recibe con los ojos más grandes, cual el año al verano.

El melocotón amarillo extra se le puede denominar el deseado. Parece un mito de la memoria colectiva de las personas que disfrutan comiendo fruta.

La frutería El Vergel Cántabro realiza un esfuerzo especial por seleccionar esta fruta, el melocotón amarillo, ¡con sabor a melocotón! y ya valdría. Conocemos la dificultad de que las partidas de melocotones amarillos son diferentes cada semana, por ello la labor de catarlos, seleccionarlos, dedicando el tiempo invisible que requiere.

Antes el melocotón amarillo o durazno, llamado también así, tenía muy reducida su temporada, básicamente agosto. Los melocotones de Calanda, los cuales dispone de un apartado propio, consiguieron alargar esta temporada incluso a octubre. Hoy percibimos que los esfuerzos se dirigen en adelantar la temporada, con excelentes variedades y localizaciones más al sur. Así pues, podemos hablar de una temporada que va desde mediados de mayo que comienzan a llegar los melocotones producidos en Sevilla y Huelva, hasta octubre que llegan los tardíos de Aragón. Entre unos y otros van llegando de una amplia variedad de zonas de nuestra geografía; Valencia, Murcia, Extremadura, Tarragona, Barcelona y Lleida, para llegar a concentrarse la mayoría de la cosecha en los meses centrales del verano.

El Melocotón Amarillo extra o Durazno es una fruta extraordinaria, normalmente de piel amarilla y con suave vello, aterciopelada. La carne también es amarilla o blanquecina, muy jugosa, a su vez tersa y fácil de deshacer en la boca. El sabor bastante dulce no impide distinguir un fondo ácido, que se disuelve en el dulzor realzándolo. Un aroma delicado e intenso, que todos deseamos, cuando nos acercamos a esta fruta.

                        CONSIDERACIONES GENERALES DEL MELOCOTON

El melocotón es una fruta del árbol de un mismo nombre. Este árbol es originario de China, Afganistán e Irán. Los romanos y los griegos lo trajeron de Persia y de ahí su nombre científico, Prunus Persica. El lenguaje popular conserva muchas derivaciones de ello; albérchigo

, “el pérsico”, o fresquilla (por metátesis de “persquilla”), en Aragón presco o piesco.

El melocotón o también llamado durazno que deriva de la palabra latina “durun acinus”, que quiere decir; “el que tiene la piel dura” referido a la piel del fruto y de la pepita.

El melocotonero o duraznero se desarrolla preferentemente en zonas geográficas con condiciones de frío invernal. Sin embargo, en la actualidad se va desarrollando variedades de muy bajo requerimiento de frío.

El melocotón es uno de los frutos más importantes en el mundo por el volumen de su producción y por el alcance de su valor monetario. Por ello forma parte del grupo de frutas de mayor producción en todo el mundo junto a la manzana, los cítricos y los plátanos.

 

El melocotón o durazno se clasifica bajo tres criterios. Uno; los de carne pegada al hueso, aquí se incluyen la llamada pavía, y los de carne separada del hueso, llamados piescos o prescos. Segundo criterio, el color de la carne o pulpa; los de carne blanca, llamados en muchos sitios frequillas o prequillas, en un principio fueron más dulces y con poca acidez, preferidos en China Y Japón. Los de carne amarilla, como son los de este apartado, en u principio tenían una mezcla de acidez y dulzor, preferidos en Europa y Norteamérica. Tercer y último criterio de clasificación de las variedades de melocotón está en función de la manera de consumirlo; para mesa en fresco o envasado para la industria, normalmente en almíbar.

Dentro de la gran familia de los melocotones podemos encontrar; las llamadas Nectarinas y La Fresquillas, de una manera más lejana los paraguayos, todas las cuales tienen un apartado propio.

                       

CUALIDADES SALUDABLES

Vamos a empezar este apartado con la sugerente consideración que tiene la cultura China al melocotón, para ellos es el símbolo de inmortalidad.

Los melocotones almacenan un ramillete de interesantes vitaminas a destacar la provitamina A, la vitamina C, E, B1, B2 y B6 a la cuales añadimos el betacaroteno que tiene, se convierte en una fuente importante de antioxidante. Un antioxidante que compensa los radicales libres que nos van envejeciendo, que facilitan la prevención del cáncer y refuerzan el sistema inmunitario.  Gracias al aporte de las vitaminas del tipo B, se hace más fácil la digestión de la comida y que no se haga pesada.

De los minerales podemos destacar; el potasio, el fosforo, calcio, magnesio, azufre, cloro, hierro, cobre y manganeso. Por ello es un buen fruto diurético por la acción del potasio. El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal. El melocotón es un reconstituyente que permite superar las anemias gracias a su hierro. El contenido de fosforo que dispone le hace un aliado de las células nerviosas, apoyando su protección.

La fibra de calidad que aporta, la mayoría soluble, ayuda a mantener bajos los niveles de colesterol y ejerce una colaboración laxante. Esta cantidad de fibra que aporta posibilita regular el tránsito intestinal y evitar así problemas de estreñimiento.

A modo de breve síntesis el melocotón es un buen colaborador para reducir el estrés, la anemia, para un correcto funcionamiento de huesos y dientes, para prevenir problemas cardiovasculares, degenerativos y reforzar el sistema inmunológico. También un reconocido aliado en las enfermedades agudas e infecciosas, en la tarea de reducir los niveles de colesterol en sangre y en prevenir las enfermedades renales.

Los melocotones o duraznos se convierten en una buena oportunidad de consumirlos por la mañana, en lugar del desayuno normal, facilitando regular las funciones intestinales y hepáticas. Así apoyar la alcalinización de la sangre.

Este    apartado de cualidades saludables, quiere ser meramente informativo, en EL VERGEL CANTABRO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de indisposición o malestar.

                                    UNA FRUTA EN LA COCINA

Como fruta indiscutible, si no se tiene ninguna aprensión con la piel, una vez lavada muy bien, disfrutarla con ella y así recibir todo el chorro de sus cualidades.

El melocotón tiene muchas posibilidades de utilización como alimento en la cocina. Asado permite la compañía de numerosos y variados alimentos de la tierra y del agua. En los postres que siga volando la imaginación. De compañero inolvidable en ensaladas y macedonias. Hemos dejado el melocotón en almíbar para el final porque solo podemos mencionar aquí que requiere un todo un capitulo.

También recomendamos

Nectarina blanca
4,80 / kg *
Briñón rojo
4,25 / kg *
Paraguayo clásico
4,25 / kg *
*
Los precios incluyen el IVA.

Los clientes que han comprado este producto también han comprado

Plátano de Canarias
2,65 / kg *
Manzana Golden extra
3,50 / kg *
Tomate de Cantabria extra
5,95 / kg *
*
Los precios incluyen el IVA.

Examine también estas categorías: Verano con huesos, Fruta, El Vergel Cántabro