Fresa nacional


Fresa nacional

En existencias

6,95 / kilogramo(s)
El precio incluye el IVA.

kg

La fresa, es por si sola el bocado sugerente y deleitoso que nuestra fantasía puede encontrar hecho realidad.  

La fresa, o mejor decir el fresón, es quizás el rey león de la fruta, actualmente de invierno a primavera. La frutería El Vergel Cántabro dispone todo el año de fresón y fresas nacionales, desde diciembre a julio fresón, normalmente de Huelva, y desde agosto hasta noviembre fresa de Cantabria.

En la provincia de Huelva la variedad que más se cultiva es de origen californiano. Resulta una variedad más productiva, precoz y de mayor calidad, y se adapta muy bien a las condiciones agroclimáticas onubenses. El fruto es grande, firme y de color brillante.

La fresa, llamada fragaria vesca, es una fruta de origen silvestre que fue muy habitual en los bosques europeos. El fresón es un híbrido creado por botánicos en el siglo XVI, a partir del cruce de otros dos tipos de fragaria o fresas norteamericanas.

Hoy en día existen muchas variedades de fresas. Las podemos clasificar, para una fácil distinción, en tres grupos: fresita del bosque, fresas cultivadas y fresón. La fresita del bosque es un tipo de fresa que se caracteriza por su gran sabor y por su menor tamaño. Las fresas cultivadas suelen tener un tamaño mayor que las fresitas del bosque, y su aroma y sabor resultan de inferior intensidad, como no podía ser de otra manera. El fresón es considerado un tipo de fresa de mayor tamaño, con forma de corazón y de color rojo vivo cuando está maduro, a la vez que es el más común de encontrar durante el año, resultando muy sabroso.

Las fresas son unas de las frutas más apreciadas por su delicioso sabor y por su agradable aroma, además de por ser estimulante del apetito.

El fresón es fácilmente digestible y tiene un gran efecto laxante gracias a su fibra, pigmentos, ácidos y enzimas. Posee gran riqueza en minerales básicos y oligoelementos, como el calcio, hierro, silicio, azufre, cobre, fósforo, magnesio y potasio. Estos le confieren, entre otras propiedades, la capacidad de estimular el metabolismo, así como la consideración de ser un fruto alcalinizante y remineralizante. Por su contenido en potasio, aumenta la diuresis o formación de orina, lo que contribuye a reducir la tensión arterial y eliminar el ácido úrico; por lo tanto, facilita la depuración del organismo. Es significativo hoy en día señalar que su azúcar es levulosa y fructosa, por lo que se considera una fruta apta para diabéticos.

Pese a todo lo dicho, los nutrientes más abundantes que disponen son los hidratos de carbono, ya que apenas aporta grasas ni proteínas. La fresa o el fresón, en cuanto a sus vitaminas, destaca la C e incluso la K. Mencionar su aporte en la tarea de rebajar las cifras de colesterol, donde el fresón con su gran cantidad de ácido ascórbico, así como de lecitina y pectina contenida en sus frutos, la hacen ideal para disminuir el nivel de colesterol de la sangre.

El fresón, y por supuesto la fresa, es por si solo el bocado sugerente y deleitoso que nuestra fantasía puede encontrar hecho realidad. Un bocado al natural que hemos acompañado de toda clase de alimentos, que casi han creado una asignatura culinaria; la fresa con… chocolates, leches, canelas, azucares, cereales, salsas, batidos… casi con lo que tú seas capaz de imaginar.

Examine también estas categorías: Fresas, Frutos rojos, Fruta, El Vergel Cántabro