Kiwi de Cantabria


Kiwi de Cantabria

En existencias

4,25 / kilogramo(s)
El precio incluye el IVA.

kg

El kiwi, será la mitad del futuro  elixir de la vida. ¡Ya se cultiva en los campos de Cantabria!

El Kiwi de Cantabria, Asturias y Galicia permite producir un fruta cual un elixir de la “diosa” tierra para que todas sus sustancias de vida, florezcan en nuestros cuerpos, tan maltratados por tantos estreses vitales. Fruta en si misma rica al bocado, caprichosamente dulce y acida, que rejuvenece el paladar y si lo permitimos, los sentidos.

 

El kiwi en  Cantabria y Asturias, desde que llego como fruta, se decía que eran zonas muy favorables para su cultivo. Empezaron a plantarse casi por jobi en ciertos huertos. Hoy somos conscientes  de que el litoral norte de la península Ibérica tiene características muy adecuadas  y excepcionales para el cultivo de gran calidad de este fruto. Un fruto que tiene cada vez mayor demanda.

Algunas de las  características de este territorio donde Cantabria y Asturias son excepcionales ejemplos;  unos microclimas templados, abundancia de agua y riqueza de tierras fértiles. Suaves temperaturas en invierno, primavera y verano que garantiza la uniformidad en la producción y un desarrollo adecuado, libre de plagas y enfermedades. El conveniente  nivel de luz natural, que  facilita la acumulación de azúcares en el fruto. La fácil localización de suelos ácidos que permiten el sabor ácido en un gran equilibrio con la cantidad adecuada de azúcar,  lo que caracteriza  el kiwi de estas zonas.

La frutería El Vergel Cántabro desde las primeras cosechas que se pusieron en el mercado, bien  de Cantabria o de Asturias, aposto por conseguir los más grandes y mejores kiwis para ponerlos a disposición de los clientes. La temporada del kiwi peninsular abarca desde finales de Diciembre a mediados de la primavera, cuando regresa el kiwi del hemisferio sur.        El kiwi tiene su origen en el noreste de China, sobre todo de los bosques del valle del río Yangtsé, pero quienes domesticaron y mejoraron la fruta fueron los neozelandeses a partir de 1904.

Existen más de 400 variedades de kiwi.  Pertenecen fundamentalmente a dos especies según el tipo de fruto: el kiwi verde y el kiwi amarillo. Dentro de las variedades verdes sobresale el kiwi Hayward. A  partir de 1928, cuando apareció esta  variedad de kiwi verde por excelencia, se convirtió en el  kiwi  mayoritariamente cultivado hasta hoy. El científico y horticultor Hayward Wright fue quien logró esta variedad.  Ya desde el principio llamaba la atención por el tamaño, su forma oval, su delicioso sabor  agridulce, la textura cremosa y  por su largo periodo de conservación.

La variedad amarilla o  gold es muy apreciada, por ser muy delicada, los hortelanos de Cantabria y Asturias no han priorizado su masiva plantación hasta el momento. Las mayores  diferencias de esta variedad  en relación con los verdes son  su piel lisa, el color bronce, la pulpa dorada y sabor singularmente más dulce.

Los aspectos saludables del Kiwi

El fruto del kiwi goza de una fama excelente por sus variados beneficios saludables. Al asomarse con detenimiento a sus propiedades nutricionales y beneficiosas para la salud, te quedas  boquiabierto y sientes que lo quieres para tu casa.

Comenzaremos por su conocida y verídica abundancia en Vitamina C. Una pieza de calidad extra, unos 70 gr, aporta incluso más de la que se necesita al día una persona. Menor cantidad tiene de Vitamina E  pero refuerza el poder antioxidante de la vitamina C y los flavonoides.

En cuanto a minerales destaca por su contenido en cobre, son  escaso los vegetales con este mineral, a excepción de los frutos secos. El magnesio, abundante en el kiwi, contribuye al equilibrio nervioso y a la relajación muscular. Es esencial para los huesos y favorece la digestión de las grasas El magnesio  junto con el potasio, ayuda a regular el ritmo cardiaco y a prevenir los coágulos. Esta fruta es una de las más ricas en potasio;  favorece la eliminación de líquidos y equilibra el efecto de la sal. Por ello, el Kiwi  es aconsejable en dietas de adelgazamiento, en el embarazo, cuando hay hipertensión e insuficiencia cardiaca.

El kiwi es muy rico en sustancias antioxidantes como clorofilas, carotenos y otros compuestos de esta familia, como las xantofilas o la luteína. Una fruta llena de mucha fibra. Fibras solubles que regulan los niveles de colesterol, triglicéridos y azúcar en la sangre. También fibras insolubles que previenen el estreñimiento y alimenta la flora intestinal beneficiosa, que junto a los flavonoides contribuye a controlar las bacterias patógenas. Ayuda a  prevenir el cáncer de colon.

El kiwi es rico en luteína, un compuesto fitoquímico que reduce el riesgo de cáncer, enfermedades cardíacas y degeneración macular y cataratas, ambas causas importantes de ceguera.

 Estas sustancias y otras muchas más que todavía no se conocen bien, llamadas compuestos fenólicos, se potencian entre sí y hacen que esta fruta sea una garantía de salud ante enfermedades que ya hemos mencionado, todas relacionadas con el envejecimiento celular. La razón es su capacidad antioxidante, que previene el deterioro celular.

Un estudio de la Universidad de Oslo, en Noruega, revela que tomar de 2 a 3 kiwis diarios de forma regular fluidifica la sangre, reduce la agregación plaquetaria y mejora los niveles de colesterol en la sangre. Estos efectos se hicieron patentes incluso tomando una única pieza al día.

Como se dice, para ir terminando, si esto fuese posible con el kiwi, varias  virtudes más.  Sorprendente del kiwi hasta sus semillas, que  contienen ácidos grasos omega-3., el 3% del que se precisa al día. Los omega-3, están presente en pocos vegetales, se consideran las grasas más sanas para el corazón y el cerebro. Otra virtud desconocida del  kiwi, que lo hacen un postre inmejorable tras una comida copiosa, porque contiene actinidina, que ayuda a digerir las proteínas, lo que evita la pesadez, la gastritis y la formación de gases.

   Este apartado saludable quiere ser  meramente informativo, en EL VERGEL CANTABRO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de molestia o malestar

Su manejo en la cocina

Para comer mejor la fruta del  kiwi  conviene partirlo por la mitad y comer cada mitad con una cuchara,  en rodajas pierde más rápidamente las vitaminas.

Conviene saber que en la cocina, cocinarlo durante dos horas a fuego moderado tan solo reduce su gran aporte en vitamina C un 20%.  Lo mejor,  si es que esto existe,  para  beneficiarse de todos sus aportes es comerlo crudo, tal cual o en sopas frías. Alguna sugerencia excelente puede ser  ensaladas, macedonias, yogures, mueslis, pasteles, helados, crepes o batidos.   

Examine también estas categorías: Uvas y Kiwis, Fruta, De Cantabria, El Vergel Cántabro