Uva blanca sin pepita

5,45 / kilogramo(s)
El precio incluye el IVA.

kg

La uva de moscatel, un disfrute de raíces antiguas, para llenar de sabia duce la vida.

La uva de moscatel de Alejandría, así se apellida esta variedad tan conocida. Una uva blanca, de grana grande y suelta, dulce como la miel, jugosa como la vida. La moscatel es una raíz “vieja” en nuestra experiencia gastronómica, un testigo de la tierra que nos proyecta a un futuro de autenticidad.

La uva de moscatel blanca quizás es la uva de mesa más esperada, de mejor memoria colectiva, la uva de mesa por excelencia. La frutería El vergel Cántabro distribuye la uva moscatel blanca como uno de los producto que sintonizan con su auténtico fundamento como frutería; calidad, seriedad, garantía, que venga de nuestras raíces si es posible, algo excepcional para el paladar y la salud, como es la uva de Moscatel.

La variedad de moscatel es la variedad de uva de más producción en España, la mayoría para uva de mesa y de pasa. Esta variedad es la más popular. Una uva de grano y racimos grandes, tirando a una uva redonda y muy lisa, la piel blanca y dorada la más conocida y asociada a esta variedad, pese haber moscatel de color rojo y negra, en España son menos reconocidas. Si hay algo que destacar de la moscatel es su dulzor, “dulce como la moscatel” un apelativo que se usa, incluso para denominar hasta la vida. Todas las variedades de moscatel tienen pepitas.

El origen de la moscatel parece que se remonta al antiguo Egipto y Persia, entorno a los 2000 años a. de C.

Hay muchas variedades dentro de la familia de las uvas de moscatel, más de 200. Pero solo unas pocas variedades son frecuentemente utilizadas,

especialmente para vino.

Aquí nos referimos a la uva de variedad moscatel blanca, de mesa, llamada de Alejandría. La uva moscatel de Alejandría es el resultado del cruce natural entre la moscatel de grano menudo y la vid griega axina de tres bias.

La moscatel de Alejandría se la considera una "vid antigua", y los expertos creen que es una de las más antiguas que persisten sin modificar. El cultivo de esta uva se realiza principalmente en la Comunidad Valenciana, Cádiz, Málaga y la cuenca media del Ebro. Existen varias regiones con denominación de origen donde esta uva de moscatel es la base; Málaga, Valencia, Alicante y Canarias. 

CONSIDERACIONES GENERALES DE LAS UVAS

La uva es una de las cuatro frutas que más se comercializan en el mundo. La uva es la fruta de la vid y de la parra, se presenta en forma de racimos que pueden ir de 6 a 300 uvas aproximadamente. Este fruto tiene muchas posibilidades de uso mayores que su comida en fresco; principalmente el vino, el mosto o vinagres.

La uva es un fruto además de crecer en racimos, es de forma redondeada, carnosa la pulpa, jugosa y dulce, guarda entre su pulpa las semillas o pepitas en diversa cantidad. El color de la fruta casi tan variado como el arco iris; verde, amarillo, purpura, dorada, rosada, anaranjadas, blancas y negras. Las blancas son realmente verdes y en su evolución derivan de la uva roja.

La uva en la cuenca mediterránea se suele cosechar a partir del final del verano y principios del otoño. Hoy en día Europa es el mayor productor de uva. Pero la vid es de origen asiático, entre el Cáucaso y Asia occidental. Un fruto que en el paleolítico se recolectaba y ya en el neolítico hay vestigios de su cultivo, especialmente en Asia Menor y Oriente Próximo. Como es lógico, se produce un proceso de selección de variedades, sobre todo buscando el mayor tamaño. La mayoría de las vides cultivadas provienen de la especie “vitis vinífera” de origen mediterráneo y Asia central. Las uvas disponen de una gran cantidad de variedades y su clasificación se sustenta en función de su uso; uvas para mesa, para vino, para pasas, para mostos, para conservas, para vinagres. Dentro del uso para vinos es donde existen más variedades, algunas que se pueden compartir para otros usos como el de mesa. También se diferencia entre uvas de color blancas y tintas, muy en función del vino que den. Vamos hacer una breve parada en las tres clasificaciones fundamentales; mesa, vino y pasas.

Las Uvas para mesa: Son variedades cuyo uso es destinado al consumo en fresco, por ello suelen ser uvas de tamaños grandes, de colores uniformes y atractivos. Los racimos menos compactos y más suelto para facilitar la accesibilidad a cada grano de la uva. Se distinguen tres tipos de Uvas de Mesa: Blancas, Rojas y Negras. Alguna de las variedades de las blancas son Almería, Italia, Chasselas. Algunas de las variedades rojas son Cardinal, Chasselas dorée, Emperor Queen y Moscatel roja. Algunas de las variedades de las negras serían Moscatel de Hamburgo, Alphonse Lavallé y Exotic.

Las Uvas para Pasas: También son uvas destinadas para mesa, pero no frescas sino secas. Por ello estas uvas deben tener una textura suave y preferentemente sin pepitas o semillas, aunque pueda haber algunas variedades con semillas como las famosas de Málaga. Si preferentemente su uso es para el consumo directo deben ser grandes, pero si se van a usar en repostería son preferibles las pequeñas. Las principales variedades destinadas para uvas pasas son la Sultanina, Corintia negra, Moscatel de Alejandría y la Dátil de Beirut.

Las Uvas para vino: Sin duda es el principal uso al que se destina el fruto de la vid, junto con su larga historia es ineludible que existan casi infinitas variedades con este fin. Como hemos señalado más arriba estas uvas las podemos clasificar en tintas y blancas, según el color del vino que dan. Reduciéndolo a España, dentro de las uvas tintas mencionar la Bobal, Cabernet Sauvignon, Embolicaire, Forcayat, Garnacha, Tintorera, Merlot, Monastrell, Tempranillo, Pinot Noir. Entre las variedades blancas están Airén, Chardonay, Macabeo, Malvasía, Merseguera, Moscatel, Planta nova y la Riesling.

                        CONSIDERACIONES SALUDABLES

La uva parece una inofensiva fruta sin apenas más propiedades que las que el vino sugiere. Estar detrás del mostrador nos regala conocer experiencias múltiples de personas que se han fijado en las uvas como fruta cargada de salud. La investigación e información de las propiedades saludables de la uva, tan antigua compañera del ser humano, merecen ser conocidas de alguna manera.

La uva entorno al 80% es agua y fibra. Una gran y rica fuente de hidratos de carbono de fácil asimilación, todo ello da a la uva, una potente capacidad depurativa. Junto a los hidratos de carbono almacenan azucares en forma de glucosa y fructosa, especialmente en las uvas blancas como la moscatel. Las uvas siendo energéticas no son muy calóricas y sí pobres en proteínas y lípidos.

Las uvas son fuente importante de antioxidantes; destacar su piel y semillas donde guardan su riqueza en flavonoides, taninos y polifenoles especialmente en las variedades rojas y negra. También destacar las cantidades de resveratrol, un antioxidante singularmente potente para ayudar a proteger las células contra los ataques de los radicales libres. El resveratrol contenido en la variedad de la uva moscatel se cree que puede ayudar a disminuir los niveles de colesterol y proteger el organismo contra ciertos canceres.

Las vitaminas de las uvas sobresalen los ácidos fólicos y la vitamina A, en menor medida tienen cantidades de B1, B2, B3, B6, la C, K, D y E.

Los minerales que disponen, destacar el potasio especialmente en las uvas negras. En menor cantidad el Hierro, Fósforo, Calcio, Magnesio y cobre, el sodio presente es casi inapreciables.

Diversos estudios dicen que sus fitoquímicos ayudan al equilibrio glucémico de la sangre, porque estimulan el páncreas y la producción de insulina.

Las uvas con todos estos elementos que las constituyen van señalando sus cualidades laxantes, al ser muy ricas en pectina, remineralizantes y alcalinizantes al contener un 72 % de sales minerales alcalinas.

Las uvas que disponen de ciertas sustancias que son reconocidas propiedades beneficiosas para la salud como; los antocianos, flavonoides y taninos, son los responsables del color, aroma y textura característicos.

Esta fruta con sustancias como los polifonoles antioxidantes y el potasio ayudan a proteger el corazón, y a mantener el buen estado de las arterias.

De todo lo dicho se desprenden que la uva es convienen lavarla muy bien para poder comer su piel y sus pepitas, fuentes de importantes sustancias saludables.

Ser cautos sobre todo los diabéticos, por su abundante contenido en azúcares.

Este   apartado de cualidades saludables, quiere ser meramente informativo, en EL VERGEL CANTABRO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de indisposición o malestar.

                         LAS UVAS Y SUS USOS CULINARIOS

Las uvas en su uso de fruta natural o cruda son suficientemente satisfactorio y gratificante. A ello le sumamos su capacidad de combinatoria en macedonias, mueslis, yogures, ensaladas… y su capacidad de uso culinario con fuego o frio y nos pasmamos ante una fruta que bien podría ser del paraíso.

Hoy la uva fresca la podemos encontrar toso el año, desde el mismo momento de las campanadas de inicio de él.

Algunas combinaciones que merecen ser mencionadas por su facilidad y exquisitez; como Uvas y queso que ya su refrán lo señala, saben a beso. Uvas y fue, uvas y manzana, uvas en macedonias. 

Todo lo señalado no nos puede hacer olvidar otros usos apasionantes y más numerosos de las uvas, como hacer vinos y mostos.

También recomendamos

Kiwi de Cantabria
4,80 / kg *
*
Los precios incluyen el IVA.

Los clientes que han comprado este producto también han comprado

Plátano de Canarias
2,60 / kg *
Zanahoria
1,40 / kg *
Calabacín
2,25 / kg *
*
Los precios incluyen el IVA.

Examine también estas categorías: El Vergel Cántabro, Uvas y Kiwis, Fruta